Síntomas y Factores de Riesgo

Síntomas

Programar un examen ocular completo con dilatación de pupilas con un oftalmólogo al menos una vez al año es fundamental para averiguar si tiene glaucoma, dado que las personas diagnosticadas con la enfermedad normalmente no tienen síntomas de glaucoma ni siquiera saben que tienen la afección.

El glaucoma de ángulo abierto no tiene síntomas obvios en las primeras etapas. A medida que avanza la enfermedad, pueden comenzar a desarrollarse puntos ciegos en la visión periférica (lateral). Es posible que estos puntos ciegos no sean percibidos hasta que el nervio óptico presenta daños graves o hasta que un oftalmólogo especialista lo detecta como parte de un examen ocular completo.

Además, las personas con riesgo de glaucoma de ángulo cerrado a menudo no presentan síntomas antes de que este se produzca. Entre los síntomas del glaucoma de ángulo cerrado se pueden incluir:

  • Dolor agudo en los ojos o la frente.
  • Enrojecimiento del ojo.
  • Reducción de la visión o visión borrosa.
  • Ver arco iris o aureolas alrededor de las luces.
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas.
  • Vómitos.

Factores de riesgo

Existen muchos factores de riesgo para presentar glaucoma. Entre ellos se incluyen:

  • Presión ocular elevada.
  • Cambios repentinos y considerables en la presión ocular.
  • Edad avanzada.
  • Origen étnico africano.
  • Origen étnico hispano.
  • Origen étnico asiático.
  • Tener un familiar con glaucoma.
  • Reducción del grosor central de la córnea.
  • Traumatismo directo en el ojo.
  • Afecciones oculares inflamatorias.

Si tiene uno o más de los factores de riesgo de glaucoma y tiene más de 35 años, debe visitar al oftalmólogo para un examen completo de glaucoma. La detección y el tratamiento tempranos de la presión ocular elevada es la mejor defensa frente al glaucoma.